Para ordenar el caos del Valle de Guadalupe

 

Por: Axel de la Torre y Claudia Turrent

 

 

El Valle de Guadalupe es un lugar icónico del territorio mexicano con una vocación agrícola, lo cual hace de él un lugar inigualable para la producción de vino.

 

El contexto agrícola ligado a la enología generó un valor paisajístico y comunitario que detonó el turismo y la gastronomía. Actualmente, el valle está en riesgo por el crecimiento urbano desordenado. ¿Disfrutaríamos el Valle de Guadalupe si perdiera su valor agrícola y paisajístico?

 

La idealización del lugar ha causado una ambición turística y habitacional descontrolada que a su  vez ha provocado una inconsciente transformación del territorio agrícola en suburbano. Este cambio violenta el contexto y mutila el paisaje, con la consecuente pérdida de identidad cultural y la gentrificación de las comunidades.

 

La actualización del Programa de Ordenamiento (Programa Sectorial de Desarrollo Urbano-Turístico de los Valles Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada, Baja California) publicado en el Diario Oficial de la Federación, está enfocado en contener y organizar el desarrollo urbano del territorio, que va profundamente ligado a buscar el éxito a largo plazo de nuestra región, asegurando la vocación agrícola, la conservación del paisaje y la plusvalía de la tierra.

 

Como comunidad que disfruta del Valle de Guadalupe, es nuestra responsabilidad promover la vocación agrícola para evitar el riesgo de perder lo genuino de su contexto y ser coherente con  las reglas del Programa de Ordenamiento.

 

A continuación se expone un mapa con los usos de suelo contenidos en el programa y sus condicionantes principales. Para entenderlas es importante saber que significa COS y CUS.

 

 

 

COS: “Coeficiente de ocupación del suelo”. Espacio que puedes usar para construir en el terreno.

 

CUS: “Coeficiente de uso del suelo”. Donde construiste, qué tanto puedes crecer verticalmente tu edificación.

 

 

 

Leave a Comment